Cuestión de época

Nací y fui tan feliz con The Beatles

como telón de fondo en mi adolescencia,

luego vendrían Creedence Clearwater Revival

y los locales Almendra, Sui Generis, Los Gatos.

Me hablaban del tango, y solo me sacaban

una sonrisa socarrona, como mueca de lo pasado.

Hablar de tango en la década del 60, del mayo francés,

de la revolución musical y la libertad que nos inflamaba

a todos, hasta llegar por así decirlo al descontrol,

era sinónimo de lo antiguo, del hombre llorando por una mujer

o de los cuchilleros orilleros del ilustre Jorge Luis Borges.

Pero como todo, la juventud se escurre entre los dedos.

Y luego de ser fan de una banda, los gustos amplíaron

la base de datos que poseia en mi cerebro.

Comprendí el tango, escuchando el “ Adiós Nónino”

del maestro e incomprendido maestro, Astor Piazzolla.

Y fue allí, que agregue a mi archivo personal

algunos tangos instrumentales, como otros con

voces como la del uruguayo Julio Sosa y el negro Lavie.

Así llegue a tener una colección no de objetos,

si de emociones y sentimientos que se expresan

a mis espaldas, cuando en este mismo momento escribo.

Tango que me hiciste mal, y sin embargo te quiero…

Autopublicar en Amazon KDP, por Gema Huerta

Un dragón para Hynreck

Gema Huerta empezó a escribir debido a una lesión en la mano, a modo de rehabilitación. Ahí empezó a fraguarse el esquema que dio lugar a Tu primer día en la Escuela de Magia Hygge: Clase A. Esta novela tiene un formato de “Elige tu propia aventura” que te mete en la piel del protagonista desde la primera línea, permitiéndote interactuar con otros personajes y criaturas, y aprender valores como la amistad, la valentía e incluso primeros auxilios. Una lectura fantástica para lectores de más de 8 años, con más de 20 finales.

IMG_20191027_182358

Puedes ver la reseña completa pinchando aquí

¡O si te interesa, puedes encontrarlo en Amazon!


Gema ha publicado esta novela por sí misma, realizando todo el proyecto de principio a fin, a través del sistema de publicación en tapa blanda de Amazon KDP. A continuación, nos cuenta su propia experiencia: 

La autopublicación es un camino difícil pero gratificante…

Ver la entrada original 990 palabras más

La culpa es del me too…

Santa María de los Buenos Aires,
podría aceptar que Don Pedro
su primer fundador se equivocara,
pero que a Don Juan de Garay
no se le ocurriera rectificar su nombre,
eso, eso no se lo perdonare.

Miércoles tórrido en Buenos Aires
a casi un mes para que el verano llegue,
hombre con corbata con el saco en su mano,
ancianos que fatigados recorren sus calles
y cada tanto, se detienen a respirar
ese irrespirable aire mezcla de smog y humedad.

Pero apareció ella, y todo lo olvide
muy joven, remera cortisima y short ajustado
que la hacia parecer una deidad perversa.

Caminaba…mejor dicho, se deslizaba como serpiente
con sus audífonos escuchando seguramente
su tema preferido y sin la manzana del pecado.

Estuve mirándola, hasta que desapareció
de mi vista, aplaudiendo mis sentidos su belleza.
Porque para esa admiración, no hay edad
seas un adolescente o un hombre maduro,
que ya ha recorrido un largo trecho.

Eso si, hoy en día solo te debes contentar
con mirar, porque una mínima galantería
con el me too encima, te puede llevar a la hoguera.

Palpita corazón…

Palpita corazón, palpita y no te detengas,
parece ser que una desconocida se aproxima.
¿Que dices? Como pretendo pedirte ello,
sin siquiera saber de quien hablo.

Mira corazón, tu más que nadie lo sabe
que toda posibilidad de amar te enternece.
Y eso es lo que ocurre,
solo conocemos nuestras voces.

Su hablar confiado, su voz cantarina
me alegra el alma, cada vez que ella me llama.
¿Qué soy muy confiado?
Dime tu, que como ya te dije el que todo lo sabe,
cuando el amor es amor, si te mientes
al planificarlo todo, no vendrá… ¿Me entiendes?

Vamos ahora, amigo. Convéncete
como yo, ya lo estoy.

EL MALO MEDUSA

Un dragón para Hynreck

Hace unos días llegó a mi casa “El malo Medusa”, un precioso libro de Susana Martín Garea, ilustrado por Pedro de Villota. Es una historia que te tiene desde el principio, de fácil lectura, para niños de 3 a 7 años, y contiene una gran enseñanza, como todo buen cuento.

El malo Medusa fue hecho para ser todo un villano. “Provoca escalofríos, como un helado de espinacas y berenjenas”. Pero se siente solo, muy solo. A lo mejor lo único que necesita el malo Medusa es encontrar una buena amiga, alguien que sepa ver su interior, que no es tan malo como parece.

IMG_20191115_181609.jpg

El malo Medusa surgió entre guerras de almohadas y charlas en la cena. Así, Susana descubrió lo aburrido que es ser malo, pero malo de verdad, con las respuestas cargadas de dulzura y sensatez infantil de su pequeña (que también nos deja un súper dibujo del malo…

Ver la entrada original 451 palabras más

Adorable Buenos Aires

ESTAMPAS DE BUENOS AIRES

Por Carlos Szwarcer

Hilda Lizarazu, talentosa artista correntina que escribió “Adorable Buenos Aires”, una de las canciones emblemáticas de su albumLAS VUETAS DE LA VIDA”.2015.

Hilda Lizarazu nació en Curuzú Cuatiá, Corrientes, Argentina, el 12 de octubre de 1963. Fotógrafa profesional. Simultáneamente, inició su carrera como cantante, integrando varias bandas como Suéter y Los Twist. Hizo coros en la banda de Charly García entre los años 1989 y 1993, cuando se retiró de la agrupación en forma temporal y entre los años 2009 y 2011 se reintegró nuevamente. Fue parte de “Man Ray” con quienes editó 7 discos. En 2015 obtuvo su tercer Diploma al Mérito de los Premios Konex como solista femenina de pop, antes, en 2005, lo había obtenido como solista femenina de rock y su primer Diploma al Mérito Konex fue en 1995 como cantante femenina de rock.

Esta talentosa correntina escribió “Adorable Buenos…

Ver la entrada original 145 palabras más

Hoy he sido feliz…

Hoy he sido feliz, que no es poco.
Tu sabes que la felicidad es efímera
y se compone de suaves ráfagas
de las más simples emociones compartidas.

Converse con uno de mis hijos,
que con su familia vive muy lejos
y nos dimos uno de esos abrazos
que virtuales son tan sentidos.

Al mediodía, me encontré a almorzar
con mis otros dos hijos, que si bien
están cercanos, hacía ya un mes
que las obligaciones no nos permitían
encontrarnos, para hablar de las cosas
cotidianas de la vida, de sus proyectos.

He aprendido en estos últimos tiempos,
ha escuchar más que hablar sin horizonte.

Me sorprendió y me enorgulleció
sus ilusiones y proyectos de vida.
Los miraba y pensaba que algo
bien habíamos hecho con ellos,
para que si bien con obstáculos
tuvieran esa férrea voluntad de superarlos.

Nos despedimos con besos y abrazos.
Volví a casa, donde me esperaba mi mascota.
Y al verla le conté, lo feliz que me sentía.

En la vida se puede ser feliz,
con las cosas más simples que puedes suponer.
Pero no tanto, cuando tu amor filial
estalla por la sangre que corre en tus venas.

Hoy he sido feliz. ¿Me preguntas por mañana?

Solo me interesa el hoy de cada día…