¿Y porqué no?

Debo antes de iniciar el próximo Capitulo, pedir disculpas a quien haya ingresado en el blog y lo haya encontrado inactivo durante tanto tiempo. Hay razones muchas poderosas, que nos obligan a dejar de lado eso ludico, que todos poseemos para ocuparnos de solucionar nuestra propia vida y su relación con los demás. Siempre lo he dicho, soy un “escritor” autodidacta sin ninguna previa formación literaria que hace deslizar sus sentimientos –ficticios o reales- a través de un teclado. Nuevamente disculpas, por la ausencia tan prolongada.

Séptima entrega

Pues bien; luego de aquel ¿au revoir? a los tres días, una llamada de ella aterrizo en mi celular; pero al atender se cortó la comunicación. Cortésmente le envié un mensaje de texto, preguntándole si continuaba con problemas en su teléfono celular.

Solo se limitó a contestar “No puedo hoy bs”. No tuve noticias. Pasaron varios días y le envié una imagen de un abrazo entre una pareja de niños. Nuevamente me sorprendió su respuesta:

-“Siiiiiii pero está aquí enfrente mío”- Agrego a ello el envío de la figura de un cachorro con el corazón latiendo, con la frase “-si puedo más tarde-“. El más tarde resulto ser al día siguiente con un simple –Holi a las 3:15 de la madrugada. Supuse su temor y solo atine a escribirle, -como si estuviéramos cometiendo un delito-

-No te arriesgues. No quiero que tengas problemas. Te mando un beso y que descanses bajo la protección de Dios-

La respuesta no tardó demasiado en llegarme: – No esperaba menos de ti; gracias por cuidarme pero pensaba en ti, no pude abrir tu correo de ayer para aceptar el abrazo-

Proseguí: – Nos abrazamos en silencio y le damos lugar a la “magia” sin que nadie se dé cuenta. Un beso. Hasta la semana que viene y cuando puedas.-

-Te abrazo con el alma y que tengas la sabiduría de pintar con tu imaginación el mejor cuadro para tu entrega ¿? Un beso. Dulces sueños-

Los días transcurrieron y una mañana el ruido de mi celular me despertó; era ella nuevamente:

–           Hola. Despierto? Llámame. Por ahora puedo bs.-

La llame y estuvimos hablando largo rato. Se sucedieron los días y a inicio de diciembre, siento el inconfundible sonido del celular y cuando lo observe, me encontré con una de esas insufribles cadenas, que en este caso se denominaba “Certificado de amistad para 2017” con un contenido que resultaría obvio describir y con pedido de retorno en aras de mejorar nuestra amistad (y la de todos, supuse). A eso le agrego su breve comentario: “¡Ojo, aunque no haya contrato contigo, vos estas y estarás siempre!”

Un mensaje de cadena dirigido a las buenas personas (recibí no se de quien) días después, en el que quien lo había escrito aseguraba que si no lo reenviaba a 10 personas, incluyendo al remitente amenazaba con un te ira mal¿?. Buen hombre o mejor mujer, la que escribió esa aberración, ya que proclamaba y declamaba sin culpa; lo que en verdad no representaba, una buena persona. No creo en brujas, pero que las hay, las hay. Y no dude en reenviárselo; solo por las dudas.

Pasaron casi 20 días, hasta que respondió diciéndome – Hola, no creo en las cadenas que dicen que te ira mal porque creo en el Santísimo. Pero gracias igual. Apareces y desapareces como la Luz?. Un poco en broma, y también en serio le respondí;

–           Yo tampoco creo, En cuanto a lo otro, soy una estrella fugaz. Y no se cual fue mi razón en ese momento en que también le envié una foto con mi segundo hijo y mi nieto, cuando fui a visitarlos antes de las fiestas de fin de año y del cumpleaños del niño.-

Respondió con un -Aja. Muy bueno, no te pregunto nada por las dudas que no quieras contestarme. Prosiguió “Me impresiono tu hijo, es mi Daniel con el que me case?. Es igual a vos, cuando me enamore- Solo atine a contestarle – Es una réplica. El del medio. Estoy viajando. Luego te llamo.-

A los pocos días partí a los EE.UU. Estuve ausente de Buenos Aires hasta los primeros días de febrero. Retome mis actividades, si bien escribir y ser socialmente muy activo, para algunos puede provocarle alguna sonrisa socarrona, hasta que en el foráneo festejo del día de los enamorados -14 de febrero- una burbuja en sutil aviso, hizo vibrar mi teléfono.

Lo tome y no podía fallar mi presunción –“era ella que me enviaba un mensaje icónico y divertido al mismo tiempo- y así lo expreso, porque se observaba a una llama en una cama de hospital atendida por una enfermera que decía “Ahora que se viene el 14 de febrero, recuerden mantener viva la llama”.

No quise, pero dudaba y finalmente le respondí, algo así de breve:

– Me enviaste algún que otro mensaje de aquellos que parecen de “touch and go” y recibiendo algunas veces solo silencio; en estas últimas líneas me queda agradecerte por recordar hermosos momentos juntos, que en mi perduraran por siempre. Que seas muy feliz y que Dios siempre te proteja-

Ahí pensé, al finalizar que se había cerrado el círculo de algo que no debía haberse retomado. No sé cuál es la razón, por la que los seres humanos nos volvemos tóxicos, por propia voluntad.

Nadie nos obliga, y siempre volvemos “obvio, siempre hay excepciones”- a repetir los mismos errores-.

O será que lo que consideramos errores en su momento, no lo fueron?

Pero iba a dejar de sorprenderme, aun no?

2 comentarios sobre “¿Y porqué no?

  1. Me gusta el capituló

    Porqué ser toxico. Eso pasa cuando las personas son inseguras, y poco maduras sin duda a veces los seres humanos nos queremos aferrar a algo.

    Es buena la historia.🙏

    ¿ Y por qué no ?

    Cada persona vive su vida como quiere a veces por más que no quieras cometer mismos errores, mismas situaciones, las haces bueno no todas hay excepción. La vida es hermosa hay que vivirla nunca sabes en que momento ya no estarás y si lo que quieres vivir te hace feliz debes hacerlo.

    Cuidate Danny😉

    ________________________________

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias, mi querida amiga Mercedes. Hace tiempo que tenia tanto inconcluso…que retome (quizás fugazmente) la humildad de deslizar sentimientos en ficciones, que en algunos casos se asemejan a difusos recuerdos reales e inconclusos. Te envió sinceros cariños.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s