“La partida”

Me dijeron
sin mirarme,
que habías tenido
un contratiempo,
seguro
no llegarías.
Les pregunté,
¿qué pasó?
Un accidente,
fue la respuesta.
¿Dónde…donde esta?
les dije desesperado.
En el Santísima  Trinidad.
Subí al auto,
conduje a ciegas 
hasta llegar a Palermo.

Al entrar
me llevé por delante, a quien quiso
detenerme.
Entre en urgencias,
y solo vi una camilla,
sobre él, supuse
un cuerpo tapado
por una manta blanca.
Me paralice
por un momento.
Luego caminé
y lleno de miedo,
corrí la manta.
Era ella!

El amor de mi vida.No podía creerlo!
Porque?
Le implore a Dios…

Decirme las razones…
Solo un descomunal
silencio,
lúgubre y vacío,
me respondió.
Y ahora estoy aquí,
para llevarla
conmigo,
no se adónde.
Porque donde ella se quede,
yo estaré por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s