Solo a mí, me sucede?

Conocen que
soy de escribir
palabras simples
para no dejar dudas.
Me encanta
el idioma
del hombre común,
que sabe de
donde viene
y se enorgullece
de ello.

La soledad
además de
mi fiel y graciosa
mascota,
es el único
silencio
que acompaña,
cada uno
de mis días.
Y saben?
Soy el hombre
más feliz
y generoso
con esta vida mía.
Me siento
como siempre,
mejor dando
que recibiendo.
Disfruto sus instantes,
mis leales amigos,
las camas fuera,
las artes en todas
sus formas.
Un buen café
viendo a través
de los cristales
del bar de siempre,
rostros de
los de afuera y
de adentro.
Imaginando
sus percepciones.
sus sentimientos, sus miedos,
sus estados de humor.
Valen más los gestos
que muchas palabras
las que nada, dicen.
Y lo más genial,
que no debo
preguntar:
¿Te agradó?
Aborrezco
los condicionamientos,
adoro la libertad
no solo la mía,
también la
de los otros.
El libre albedrío
nos invita
cada día,
a tener
una buena vida.
No pienso
otra cosa
que seguir
el mismo camino.
¿Piénsalo,
en una de esas,
coincidimos seas
hombre o mujer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s