Nuestra Argentina se detuvo ¿Porque?

Nuestra Argentina es para algunos medios “un país adolescente”. Es una manera de justificar como hacemos con los hijos; que se resisten, no por voluntad propia sino por imposibilidad de autoabastecerse, a abandonar el hogar filial. Pero esto último, es la consecuencia del estado de salud de nuestro maravilloso país.

Maravilloso sí, por sus bellezas y riquezas naturales que aún no han sucumbido ante la voracidad de quienes creen que sus riquezas irán con ellos a sus tumbas, tal cual faraones del siglo XXI. Desde que el gobierno de los Kirchner promulgo la Ley de Tierras; de las 31 millones de tierras cultivables, 7,5 millones (casi un tercio) está en manos extranjeras, unas casi 380 dimensiones de la Ciudad de Buenos Aires. Y todo ello, a pesar que la normativa expresaba que no podía ser mayor al 15% el porcentaje de la tierra en manos foráneas.

“En 2016, el Estado presidido por Mauricio Macri, lanzó un Decreto de Necesidad y Urgencia que modificó la Ley 26.737. El mismo revee dos puntos en particular: el que establecía si se consideraba a las sociedades mixtas (inversores extranjeros y argentinos) como nacionales o extranjeras y el vinculado a los controles de la Unidad de Información Financiera y la AFIP.

Sobre las modificaciones que se le hicieron a la Ley, desde Federación Agraria Argentina (FAA), entidad que había promovido restricciones a los extranjeros, su presidente Omar Príncipe cuestionó a Macri y le dijo al diario La Nación que al jefe de Estado “no le tiembla la mano para firmar un decreto en favor de intereses extranjeros”.

También con estas modificaciones se logró poner en regla y blanquear la situación de varios latifundistas y de sus proyectos, como el caso de Joe Lewis, quien el mismo Presidente del país dijera públicamente que es amigo personal suyo. Este empresario había comprado espejos de aguas (caso del Lago Escondido), algo expresamente prohibido por la ley hasta su modificación en julio del 2016.” (1)

En el libro Tierras SA: crónicas de un país rematado, de Andrés Klipphan y Enz, se documenta que en la Argentina se vendieron 16.900.000 hectáreas y otras 13 millones están en venta; en total, 30.000.000 millones de hectáreas, lo que equivale a la superficie de Inglaterra y Portugal.

“Del total de 7.490.265,42 hectáreas (cultivables) en todo el país declaradas en manos extranjeras, el 89,36% corresponde a personas jurídicas, de las cuales sólo el 7% están inscriptas como extranjeras, mientras que el 93% están registradas como nacionales pero con capitales extranjeros. En tanto, 433.634 hectáreas pertenecen a firmas con capitales provenientes de paraísos fiscales.

Los españoles son los ciudadanos de nacionalidad extranjera que poseen la mayor extensión, con 1.596.415 hectáreas en su poder, seguidos por los norteamericanos (1.384.553 hectáreas) y los suizos (1.183.162 hectáreas). Por su parte, con 78.033 hectáreas, los latinoamericanos sólo poseen el 1,02% de las tierras nacionales.

Ahora la cuestión es ¿donde se juega la soberanía?, ¿con aquellos trabajadores de los países vecinos que invierten horas cuerpo/trabajo y pagan impuestos (IVA, luz, gas, agua, servicios de internet cable, alquileres, etc.) o con aquellos que vienen con promesas de inversión y a través de lobby y unos pocos dólares extranjerizan suelo patrio?” (2)

Fuente (1) (2) Adrian Berrozpe

Recuerdo hace varios años atrás, cuando recorrí el Norte Argentino, y siguiendo el camino de los Valles Calchaquíes, inicie la travesía en Tafí del Valle, en nuestra Provincia de Tucumán. Siempre mi curiosidad, me ha llevado a establecer contacto con los lugareños; a veces para conocer las características del lugar; otras para acercarme a la verdad a través de la historia que ha pasado de generación en generación. Estando en el marco de la belleza incomparable de Tafi, me dirigí al museo jesuita La Banda. Museo humilde, si los hay pero con objetos muy interesantes que me trasladaban a más de una centuria atrás. Era el mes de julio y no había demasiada gente en el lugar. Tal es así, que para ingresar al museo tuve que averiguar quién era el encargado e ir a buscarlo, según la referencia que había obtenido, para que me abriera el museo y poder ingresar. Y el encargado, de piel cobriza, ajada por el sol y el frio era un descendiente de los pueblos originarios principalmente de los pueblos Diaguita-Calchaquí y Lule Vilela. Como todo hombre de campo, primero me miró con desconfianza y luego me acompaño hasta el lugar. Ubaldo era su nombre, y lo recuerdo por asociación. A mi padre en vida, le agradaba un actor llamado (no sé si real) Ubaldo Martínez, porque siempre le gustaba la gente mansa y campechana, tal como se sentía el.

Volviendo al encargado del museo, luego de mi recorrida nos sentamos en la entrada del mismo y nos pusimos a conversar. Lo note medio incomodo al comienzo. Es sabido que lo que huele a “porteño”; no es bien recibido en la mayoría de las provincias de nuestro país, por la propia soberbia que ha esgrimido generalmente el de la ciudad Capital con los que nacieron en el interior  del país. Estupidez humana envanecida, no sé de qué combinación de ignorancia e intolerancia. Ubaldo, al tomar confianza me fue desgranando que el dueño de todo Tafi del Valle, era la familia Alzaga-Unzue, familia desde el antes de Roca y su conquista del Desierto (SIC). Por ello no me extraño, montados en hermosos ejemplares de alazanes, observe a niños de cabellos rubios y de ojos celestes, con sus botas bien lustrosas. Era una manera, ya desde pequeños de dar a conocer quién era el “patroncito”. Lo que ha sufrido y padecido la población indígena en nuestro país, hasta nuestros días ha sido tan brutal, que aun mi investigación ha quedado inconclusa en mi narración “Nuestras raíces” de este mismo blog.

Pero esto no es propio solo del Norte Argentino. Los argentinos nos ufanamos de mostrar nuestras bellezas naturales de la Patagonia, a pesar de saber que mucho de ella, dejo de ser nacional y ha sido progresivamente extranjerizada, en cuanto la tenencia de tierras.

Así nos encontramos con latifundios en manos de familias o grupos corporativos que explotan tierra y subsuelo en convivencia con los políticos corruptos de turno y la anuencia ciega de la justicia argentina. Vaya aquí algunos ejemplos; de los cuales cito la fuente, al pie.

1) Grupo Benetton (Italia) 900.000 hectáreas, administradas por la empresa “Compañía de Tierras del Sud Argentino”. Estancias: Caleufu (Neuquén), Pilcaniyeu, San Pedro, Cañadón Blanco, Etido, Colonia Maitén y el intento de usucapión de Huanhué (Río Negro), El Maitén, Leleque, Fofocahuel, Firtihuín, Lepá, Esquel y usurpación de campos vecinos (Chubut) Coronel y El Cóndor (Santa Cruz). Negocios ganaderos, forestales y mineros. De este grupo se ha escrito con anterioridad un informe en este espacio de expresión, ver acá: http://federico-soria.blogspot.com.ar/2017/08/benetton-el-mayor-terrateniente-de.html

2) Familia Menéndez (Arg.) 750.000 hectáreas en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Una rama de esta familia es parte de La Anónima S.A., empresa que realizó el barrido étnico del extremo sur de la Patagonia argentino-chilena, propiedad de la familia Braun-Menéndez-Reynal. La cadena de supermercados del mismo nombre posee 159 sucursales en 80 ciudades y actualmente es presidida por Federico Menéndez. Este grupo corporativo además fundó numerosas empresas grandes en diversos rubros que fueron vendidas, enajenadas por el estado o desaparecieron: Astilleros Río de la Plata, Austral Líneas Aéreas, Seguros Aconcagua, Seguros La Agrícola, Medicus Medicina Privada, Sociedad Argentina Constructora, Editorial Santillana, Editorial Emecé, etc…
Todos los sucesores actuales, propietarios de estas tierras, son descendientes directos de José María Menéndez Menéndez y María Behety Chapital, quienes tuvieron 10 hijos. Una de estas hijas se casó con Mauricio Braun, que llegó a ser el terrateniente más grande de la historia Argentina, acaparando más de 4,5 millones de hectáreas, superficie equivalente a dos veces la provincia de Tucumán.
La totalidad de estas tierras no están administradas en conjunto, como el caso anterior, sino a través de varias empresas distintas, de acuerdo a  cada rama de la familia. Sin embargo, todas están comercialmente vinculadas entre sí de una manera u otra. Además, los Menéndez-Braun en bloque tienen una incidencia muy fuerte en la economía argentina como formadores de precios, tanto de insumos ganaderos para la industria, como el de las mercancías y los alimentos en general.
Conviene recordar también que dos descendientes de los Braun-Menéndez actualmente ocupan altos cargos en el gobierno nacional: el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, y el Secretario de Comercio, Miguel Braun Cantilo. Ambos son primos entre sí.

Estas son las propiedades de los Braun-Menéndez:

– Estancia Maria Behety (Río Grande, TDF) 62.000 hectáreas. Propietarios Menéndez-Fernández. Tiene el galpón de esquila más grande del mundo.
– Estancia Sara Braun (Río Grande, TDF) 64.000 hectáreas. Propietarios Braun-Lasala.
– Estancias José Menéndez (Río Grande, TDF) 20.000 hectáreas. Propietarios Caminos-Braun. 
– Estancia Anita (El Calafate, SC) 66.000 has. Propietarios La Anónima S.A. En esta propiedad tuvo lugar el fin de las huelgas conocidas como la “Patagonia Rebelde” con el fusilamiento de 610 trabajadores el 10 de diciembre de 1921, que fueron llevados allí por el Ejército Argentino, desde distintos puntos de la región.
– Estancia Alta Vista (El Calafate, SC) 75.000 hectáreas. Propietarios La Anónima S.A.
– Estancia Glencross (Río Penitentes, S.C.) 45.000 hectáreas . Propietarios: Menéndez.
– Estancia La Primavera (Río Turbio, SC) 20.000 hectáreas. Propietarios Menéndez.
– Estancia Tapi-Aike (Río Turbio, SC) 60.000 hectáreas. Braun-Viel Temperley.
– Estancia Rospentek (Río Gallegos,  SC) 90.000 hectáreas. Propietarios Braun.
– Estancia Valle Huemules (Río Huemules, Cht) 20.000 hectáreas. Propietarios Behethy-Milward – Estancia La Pepita, (Alto Río Senguerr Cht) 70.000 hectáreas. Propietarios Menendez-Braun. De esta estancia son oriundos los famosos caballos Gato y Mancha, que cruzaron el continente americano en una travesía de 15.000 kilómetros realizada entre 1925 y 1928.
– Estancia Quichaura (Tecka, Cht) 117.000 hectáreas. Propietarios Braun-Estrugamou.
– Estancias Laura y Laurita (Gobernador Costa, Cht), 58.000 hectáreas. Propietarios Braun-Lahusen.

3) Grupo Walbrook (Gran Bretaña) 600.000 hectáreas, administradas por la empresa “Nieves de Mendoza”. Propiedades: Campo el Álamo, Las Juntas, Los Molles, Las Leñas, Valle Hermoso, Los Amarillos, Agua del Toro, Río Colorado, todas localizadas en el sur de Mendoza. En estas propiedades están los lugares turísticos de Malargüe más visitados: la laguna Niña Encantada, el Pozo de las Ánimas, el centro termal Los Molles, el Centro de Ski las Leñas, la Laguna de Valle Hermoso y otros espejos de agua cordilleranos.

La mayor parte de estas tierras es empleada para talaje, actividad que consiste en cobrar un porcentaje de la producción a los pobladores ancestrales que las habitan desde hace varias generaciones. Durante varios años, el administrador de estas tierras fue René Chaumont, de Ailín-co S.A. (empresa que también figura en esta lista). Las propiedades de esta corporación fueron compradas al Grupo Bunge & Born.

4) Lázaro Báez (Arg.) 470.000 hectáreas: 25 estancias en la provincia de Santa Cruz. Todas estas propiedades fueron compradas entre 2008 y 2015. Actualmente todas ellas están intervenidas por la justicia y Lazaro Báez está preso, acusado de asociación ilícita y lavado de activos.

Las Estancias de este conocido personaje son las siguientes: Alquinta (al suroeste de Río Gallegos), Los Baguales, Coronel Garumba y La Verdadera Argentina (en la zona de Río Vizcachas); La Santafesina, La Julia, La Entrerriana, La Ana, Cruz Aike, La Porteña, El Campamento, Río Bote, El Relincho, El Rincón, Arroyo del Italiano (en la zona de las represas del Río Santa Cruz); La Irma, Laguna de los Cisnes, La Irenita, La Paloma, Los Gurises y Río Olnie, Manantial Alto (en Bajo Caracoles); Cerro del Paso, El Molle y La Fe (En Jaramillo).

5) Familia Sapag (Arg.) 420.000 hectáreas en la provincia de Neuquén. La familia Sapag gobierna Neuquén y casi todas las intendencias de esa provincia, ocupan cargos en la Legislatura Provincial y el Congreso de la Nación, desde hace más de 50 años. Además controlan la obra pública en esa provincia, la construcción y la minería.

Los Sapag están emparentados y aliados política y comercialmente con otras conocidas familias de Neuquén que también participan en este conglomerados de propiedades y negocios inmobiliarios: Crexell, Jalil, Temi, Majluf, Asmar, Saade, Rousillon, Forestier, etc…

Las propiedades de la Familia Sapag son más de 50, ninguna de ellas supera las 15.000 hectáreas y están distribuidas en casi todos los rincones de la provincia del Neuquén. Donde más se concentran estas propiedades es en cercanías de las localidades de Cutral-có, Zapala, Las Coloradas, Chos Malal, El Cholar, El Huecú, Junín de los Andes y San Martín de los Andes. En época reciente también comenzaron a adquirir predios menores en la zona de Vaca Muerta.

6) Grupo Heilongjiang Beidahuang (China) 330.000 hectáreas: Colonia Josefa, Negro Muerto, Guardia Mitre, Colonia Margen Norte, La Japonesa y otras estancias del Valle Medio (Río Negro). Estas propiedades están en arrendamiento con opción a compra.

El proyecto chino incluye la siembra de soja en todos estos campos, que fue oficialmente autorizado en 2011 por el entonces gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, mediante la firma de un convenio.

Actualmente, este mega-proyecto está frenado por un amparo en la justicia. No obstante ello, los chinos siguen arrendando las tierras, además han arrendado una superficie no determinada de campos en la zona adyacente de la Provincia de Buenos Aires (Carmen de Patagones y Villarino).

7) Familia Pérez Companc (Arg.) 290.000 hectáreas. Estancias Santa Ana (El Turbio), San Benito (Cmdte. Piedrabuena), San Ramón (Puerto Deseado), Santa María (Lago Buenos Aires), El Talismán (Corcovado, Chubut). Estas propiedades están administradas a través de la firma Goyaique Sacif, radicada en Uruguay. La corporación además es propietaria y/o arrendataria de una cantidad similar de tierras en otras regiones del país, principalmente la pampa húmeda.
El grupo Pérez Companc surgió a comienzos de los 70’s con actividades petroleras y financieras, luego se expandió al sector agropecuario, la industria, la construcción, la petroquímica, la nuclear, los servicios y los alimentos. Para ello fueron fundamentales los distintos mecanismos estatales de transferencias de ingresos.
A través de sus empresas, el grupo se convirtió en uno de los más grandes conglomerados corporativos del país. Según Forbes, su titular, Gregorio Pérez Companc, tiene una fortuna de 1.570 millones de dólares, ocupando el 4° puesto en Argentina y el lugar 1.376 en el mundo.

8) Familia Zingoni-Arze (Arg.) 250.000 hectáreas en la provincia de Neuquén. Campos en Catan Lil, Collón Curá y Piedra del Águila, principalmente. Negocios ganaderos. Estancias Los Remolinos, Las Blancas, Las Coloradas, El Salitral, Las Cortaderas, La Verde, Casa de Piedra y Nahuel Mapi (Catan Lil); San Bernardo, Corral de Piedra, Ache-có y Pil Pil (Sañicó); La Ema, Campo del Norte y Santo Tomás (San Ignacio).
Hasta 1966 todas estas propiedades estaban administradas por una sola empresa: Corporación Zingoni S.A., luego se conformaron 9 sociedades anónimas diferentes que continúan hasta la actualidad en manos de los herederos de los dueños de aquella.

9) Familia Ochoa-Paz (Arg) 180.000 hectáreas. Estancias Tecka, Caridad y El Corcovado (Chubut). Es un remanente que se quedaron los antiguos propietarios de la Compañia de Tierras del Sud Argentino, tras la venta de la empresa y sus campos a Benetton. Negocios ganaderos y turísticos. Según Forbes, la Estancia Tecka es considerada la propiedad más cara de Argentina, estando valuada en 22 millones de dólares.

10) Familia Larminat-Montalembert (Arg.) 170.000 hectáreas en Neuquén y Tierra del Fuego. Estancia Despedida, Río Grande, (TDF); Estancias Rincón de los Pinos, La Porteña, Tipiliuke, Chacabuco, etc. (Nqn). Negocios ganaderos y turísticos. 

Y ahí aquí, me detengo. Sería muy monótono para el lector hacerlo leer que las 20 que les siguen a las nombradas, suman entre todas la propiedad de 2.159.000 hectáreas. Pero no termina allí hay otros propietarios, como el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos con 27.000 hectáreas (SIC).

  
Nota: se dejó afuera de esta lista a Douglas Tompkins, propietario de 350.000 hectáreas en la provincia de Santa Cruz, fallecido en 2015. Actualmente, estas tierras están en proceso de traspaso al Estado Nacional Argentino.

Fuentes:

  
CITAS, RELEVAMIENTOS, FUENTES BIBLIOGRÁFICAS Y DOCUMENTALES CONSULTADAS: 

1.- “Ese Ajeno Sur” (Ramón Minieri)
2.- “La Patagonia Vendida” (Gonzalo Sánchez).
3.- “Tierras S.A.” (Andrés Klipphan – Daniel Enz).
4.- “El nuevo poder terrateniente” (Eduardo Basualdo).
5.- “Concentración y extranjerización de la tierra en Argentina” (Gianina Argibay).
6.- “Patagonia For Sale” (Elio Brat).
7.- “La Conformación de sectores dominantes en la Norpatagonia Argentina” y “Asuntos de familia: la construcción del poder en la patagionia” (Susana Bandieri).
8.- “Genealogías Argentinas” (Ernesto Álvarez Uriondo).
9.- “Patagonia en Venta” y “Recolonización del Territorio” (Susana Lara).
10.- “Los Estancieros en la provinicia del Neuquén” (Luis Manuel Tiscornia). 
11.- “La Zona Cordillerana Chubut-Aisén” (Susana Torres).
12.- “Multiterritorialidad en la Patagonia rural esteparia” (Santiago Bondel – Alberto Vázquez).
13.- Edictos de boletines oficiales nacionales y de las provincias involucradas.  
14.- Estadísticas del Censo Nacional Agropecuario 2008 (INTA).
15.- Registro Nacional de Tierras Rurales (consultado a octubre de 2015).
16.- Copias de mensuras varias e informes territoriales oficiales diversos en poder de quien suscrbe.
17.- Relevamientos de campo efectuados por quien suscribe entre 2007 y 2016.
18.- Artículos periodísticos de diversos medios corporativos: diarios Página 12, Perfil, La Nación, Clarín, Ámbito Financiaro, Infobae, Urgente 24, La Política on line, El Parlamentario, etc. de Buenos Aires; diario La Mañana de Neuquén; diario Río Negro, de General Roca; diario Los Andes, de Mendoza; diarios Jornada y El Chubut, de Trelew; diario Opi Santa Cruz, de Río Gallegos. También se tomaron datos de informes publicados en medios alternativos y blogs. En todos los casos, la abundante información tomada de estos medios y publicaciones fue cotejada con las otras fuentes citadas.

Vuelvo a lo mío, más actual y social.

Veo de a ratos; los medios periodísticos televisivos  y observo los distintos cortes a los accesos de la Ciudad de Buenos Aires y a la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich (con pasado guerrillero en la triste década de los 70); alardeando con la frase “estamos hartos de los paros”. La historia es siempre inapelable desde la mera y pretendida subjetividad que uno esgrime como observador. Como alguien que denostó en su juventud al capitalismo más rancio, y en el gobierno de la Alianza no le tembló el pulso, para bajarle a las jubilaciones y pensiones un 13% de su valor o más aquí en el tiempo, utilizo términos violentos contra toda aquella oposición al actual gobierno.

Ayy…Patricia, sé que ahora los Bullrich no pisan tan fuerte como antes, como una de las familias patricias argentinas, de los albores de nuestra “independencia”.

De la misma manera, la huelga general impulsada por un espectro gremial apátrida; conformado por dirigentes que se han eternizado en el poder sindical y en que en la mayoría de los casos, han logrado convertirse en grandes y corruptos empresarios de bienes incalculables.

Siempre he dicho que la historia escrita por el hombre, tiene que ver con su ideología o creencias. En mi caso, mi humilde parecer es con el alma, desgarrada desde hace tiempo, por vivir en un país maravilloso que lo vacían de día y solito resurge de noche, para que lo vuelvan a vaciar.

Pero quien o quienes, son responsables. Todos nosotros, aquellos que ya superamos la tercera generación y aún no sabemos amar a nuestra Patria y defenderla como se merece. Seguimos creyéndonos los mejores en todo y en realidad “somos los mejores en hacer la nada misma”. Aquí no es un problema de capitalismo o no capitalismo. Sin él, lamentablemente no existiríamos. Pero una cosa es vivir de pie y otra de rodillas, gastándonos ante cualquier apátrida los pantalones.

No tenemos respeto ni siquiera por nosotros mismos. Todo nos resulta un chiste. Ya va a mejorar, la frase de cabecera. Y de manual que desde el “barrigón” Rivadavia creador de nuestra primera “deuda eterna” con el empréstito de los ingleses, para obras que les sirvieron a los mismos británicos (otrora imperio y hoy dilatando la locura del “Brexit”), hasta nuestros días hemos preferido lo foráneo a lo nacional. Es una vaga tontería, la contradicción de decirles a nuestros hermanos de América del Sur, que somos latinoamericanos cuando gobiernan políticos de centro izquierda y cambiar el discurso, cuando gobierna la derecha; aceptando las recetas de nuestro gran hermano del Norte y olvidándonos de un plumazo, de nuestros hermanos latinoamericanos. Somos veletas y péndulos, a la vez. No tenemos coherencia, ni conciencia. Y así nos va.

Las fuerzas de Gendarmería, Prefectura y la Policía Federal; vigila celosamente a los manifestantes que son arengados por activistas debidamente entrenados y en donde como siempre, se infiltran “anarquistas” similares a los que cada sábado marchan en Paris contra Emanuel Macron en Francia.

Pero que estoy diciendo, parecería que he cometido una aberración de observador que desayuno con un buen vino. Estoy comparando un país que fue modelo de libertad y democracia; con mi Argentina, país adolescente que se niega a crecer a través del esfuerzo y de una declaración de principios de la ciudadanía, contra todo tipo de impunidad.

No sé en que terminaran las manifestaciones así como el acto que se pretende realizar, por los diferentes grupos que muestran un variopinto de ideologías políticas. Ya estamos cerca del mediodía. Pienso que estoy “harto de estar harto”, por ser parte de un pueblo, que sigue tropezándose con la misma piedra, y es cada vez más pancista…menos comprometido con la Nación y al que solo le interesa “el sálvese quien pueda”. La mayoría de nuestros hermanos latinoamericanos, que se encuentran en sociedades donde los estratos sociales son muy marcados; o son ricos o son pobres, tienen la inmensa fortuna de ser nacionalistas hasta la medula, algo que he vivido y sentido con verdadera pasión cuando he tenido la suerte de conocer, algunos de ellos.

No sé cuándo y si lo veré; nuestro “país adolescente” se comprometerá a calzarse los “pantalones largos” y hacer de esta tierra una Patria libre y soberana, con algo más que importante; derrotar la impericia de las instituciones en no combatir el hambre de millones de personas, cuando alegremente se dice que podemos producir alimentos para cuatrocientos millones. No he ni viviré de la política, porque descreo totalmente desde que tuve conciencia cívica, de quienes la representan; salvo honradísimas excepciones (Alfonsin, es un ejemplo).

Una huelga más en el periodo Macri. Y van 5… ¿Solucionamos algo? Somos tan idiotas de no darnos cuenta; que todo absolutamente todo, esta estratégicamente planificado, como siempre…desde adentro hacia afuera y viceversa.Ya he asumido mi posición. Ahora seguiré escuchando a Andrea Bocelli o al magnifico Eric Clapton. La música, recuerden es muy sanadora, para lo que llevamos debajo del cabello (obvio es para quienes no son calvos, como yo

2 comentarios sobre “Nuestra Argentina se detuvo ¿Porque?

  1. Macri es un corrupto, casi la gran mayoría de políticos son de la misma calaña, usan su poder que la Ley les otorga por ser el representante del País, una de ellas tienen como participación en la formación de las leyes, su cargo le da poder que debería de ser más limitativo para que no haga sus cochinadas con la Constitución que los rige. Es una lastima que los latifundios de grandes extensiones estén en poder de familias que más tienen, y que todo eso afecta a una población con carencias y falta de servicios.

    sabes que es lo más molesto de todo esto es que nos convierte en país de oportunidad pero no para nuestra gente si no para las empresas extranjeras que luego nos venden el mismo producto a un precio mayor y nuestra gente se vuelva más pobre.

    Esa es una de las enfermedades de todos los países abrimos las puertas para que otros aprovechen, me parece recordar una parte de la conquista de los españoles en México, donde los invasores españoles ofrecían a los indígenas un espejo por que ellos les dieran sus riquezas a cambio, a esto se le llama ignorancia. Nelsón Mandela decía : La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el Mundo. coincido que es la única forma en que un País puede luchar por sus derechos y exigirlos.

    Hay un video muy bueno que en lo personal me gusta. Pepe Mujica “Hay gente que utiliza la política para hacer plata y allí se apolilla todo”el conoce muy bien el servicio, los valores y muy asertivo con sus comentarios.

    ________________________________

    Le gusta a 1 persona

  2. Ayyy…mi amada Argentina. Ayy mi querida lectora, ya casi amiga porque la amistad como el cariño se construye desde las coincidencias y aun, desde las diferencias cuando existe el dialogo sano y reciproco. Me parece absoluta y totalmente realista tu opinión, la que plenamente comparto. Como siempre, gracias, Una pena que como pueblo, estemos tan lejos de conocer el concepto de República, libre y soberana. Continuare insistiendo en mis utopías…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s