Rubita de ojos color miel

Me dirás
loco,
socio
del desenfado
y sin
vergüenza.

Solo
un hombre,
que ha andado
camino
tras camino
y hoy
nada tiene
sus manos
vacías
de amor
como destino.

Todo ya,
lo he dado.
Solo
te tengo
a ti.
Eres mi
última
esperanza.

Te sueño,
rubita,
de ojos
color miel,
como
me has dicho,
y se
que bajas
tu mirada,
solo
al nombrarte.

Nuestras
palabras
se entrecruzan
a borbollones,
tanto
para decir
y
tanta distancia.
El sol golpea
es el amanecer,
nuevamente,
te he soñado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s