Porque ahora…

Eres como
el fuego
que crepita
en una hoguera.
Has sabido
encender
en mí,
sin conocerte
la pasión perdida,
desde hace años.
No obstante,
ese tenue ruido
de las brasas,
me ha vuelto
en si
y permitido
comprender,
que no debo
ni puedo,
soñar
con quimeras.
a destiempo.
Jamás
mendigue amor,
sublime
sentimiento
que no
es necesario,
ni siquiera
declamar,
cuando deseas
que ese alguien
este contigo.
Pero temo
que es tarde
pero muy tarde,
el destino
o lo que fuere,
me ha acercado
a ti
solo
para negarte.

2 comentarios sobre “Porque ahora…

  1. Hola nuevamente, Mercedes- Es cierto lo que dices, pero desde la perspectiva del escritor, los años han corrido rápido entre sus dedos, como el agua de un arroyo cristalino que baja velozmente por la ladera de una montaña. Piensa que ese amor no tiene futuro. No obstante, reflexionando sobre tu comentario podría haber sido un amor pleno, por el tiempo que durara. No es ambivalencia; es decisión. Solo eso. Como siempre, gracias por leerme. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s