Hora de balance

Han sido muchas
soledades, las
que me han
acompañado,
pero esta
es la más feroz
a la que jamás,
me he enfrentado.

Será que
mi tiempo
de balance
ha llegado al fin
a tomar cuentas,
de este
mi presente
con todos
sus pendientes.

Por alguna razón
lo vivo y sufro
como algo terminal
que me corroe,
atravesando
cuerpo y alma
como un todo,
con ese dolor
de tan profundo,
que desgarra tanto,
y va haciendo
a su paso, jirones
con los recuerdos.

Veo a través
de los cristales
él humedecido
y verde jardín de otoño,
con los zorzales
buscando su sustento,
persistencia diaria
y sin descanso,
sobre
el suelo cubierto
por ese manto,
de hojas amarillas
y el aire impregnado
por la fragancia
del frondoso limonero,
y de la Santa Rita,
que se niega
a dejar
de dar capullos,
a pesar
del intenso frío
que la abraza.

Como desearía
transformarme
en ave y planta,
para escapar
a la presencia
no deseada,
de los balances
de la vida,
de lo bueno
y de lo malo
por igual
como juzgado
implacable
de conciencia.

Como desearía
que alguien, como tu
me diera
esa caricia
que mi alma
está necesitando,
para no morirme
de hastió
ni de pena,
sin sentido.

No vale la pena
resistirme
la vida
es efímera
y la alegría
tan escasa,
que la importancia
de aquello
que hice,
pasa a ser
tan insignificante e irrelevante,
como lo que somos,
gente
que tantas veces
reniega del ayer
y continúa
asustándose
del mañana.

2 comentarios sobre “Hora de balance

  1. Es triste, pero creo depende de como has llevado tu vida es como te sientes, la soledad no es buena cuando no la disfrutas, pero bueno si tú poema es lo que sientes por que no vuelves a enamorarte, y que tus últimos días sean bien vividos. Gracias Dany 🙏❤️ por compartir… me encanta leerte. sabes estoy leyendo el Regreso del Caballero de la Armadura Oxidada.

    ” Mis días”

    Mis días son tan inciertos,
    que no pienso perder
    ni un segundo,
    ni un minuto,
    ni horas.

    Mis últimos días los quiero
    pasar a tú lado,
    no importa cuanto duré
    pero quiero vivir esta
    locura contigo.

    Mis días los quiero vivir
    como si no existiera un mañana,
    donde el tiempo no importa,
    y que cada día que pase sea una
    aventura estar a tú lado.

    _simpatía Ocasional

    ________________________________

    Me gusta

    1. Oye; Mercedes tu bien sabes que aún un poema, una prosa; pueden estar embebidos de ficción. No todo es real ni todo es ficción. Encantador lo que estas leyendo… como si fuera un grito a una unión sin fin… Gracias, nuevamente por leerme, mi querida amiga. Abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s