Llegaste…por fin.

Te vi. y fue
en ese
momento,
que mi cuerpo,
se estremeció
como si
un haz
luminoso
atravesara
su corazón-

Supe
por la magia
de ese instante,
que serías
la compañera,
de mis últimos
años,
con un amor
apacible,
pero no
falto de pasión.

Sentimientos
para mí,
tan lejanos.

Ahora por ti
han vuelto
y me siento vivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s