Tu puedes…

He pasado
de aquel
lirismo,
de años
juveniles
de libertad
y justicia.

Al hoy,
en donde
aquello
de los 60,
quedo trunco
se quedo
vacío de ser,
y se convirtió
en lo que veo,
miserias
por doquier.

Sin embargo,
esos valores
siguen cargando
mi mochila,
de solitario
rumiante pensador.

Es un grito
ahogado,
que me sigue
golpeando
las entrañas,
cada vez
que salgo
a caminar,
por los suburbios
de mi ciudad.

Me siento
con ellos,
en silencio…
Detén también, tú
el paso,
un momento
y mira a tu alrededor.

Será una
de las maneras,
de encontrarle
sentido a tu vida.

Si haces
a los demás
invisibles,
ante tus ojos
solo serás
un espejo
de ti mismo.

Y perderás
lo más valioso.
El saber
que algo,
lo que sea
podrás hacer
por alguien.

Recuerdo
a Becquer
con aquello de
“mi vida
es un erial,
flor que toco
se deshoja…”
y busco
de mi vida,
todo lo contrario.

Y lo encuentro,
porque aún
con dolor,
cada instante
merece ser brillo
y no oscuridad,
solo
por la gracia
de vivirlo,
y poder hacerlo
ya soy,
un privilegiado.

Haz algo,
por poco
que sea,
lo que puedas.

Deja huella
de tu paso
por la vida,
una finita
misericordia
frente
a tanto dolor.

Te sentirás
mejor
en esta vida.

No se si
te ganaras
lo que dicen
“cielo”.

Pero
ten por seguro,
que
tu conciencia
te lo
agradecerá
hoy, que
es el presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s