La búsqueda

Eras miel
dulce y transparente,
que fluía tan rápido
que obligabas a tomarte,
para que no perderte
en el humedal.

Amar puede lastimarme,
pero no haber vivido
ese y único gran amor,
me hubiera convertido
en un ebrio demente
lleno de resentimiento
y obscuridad.

Te estoy buscando
nuevamente
en esta noche,
recorro las calles
aquellas,
por las que caminábamos.
Hace meses, que lo hago
desde que me dijiste,
hasta aquí…no más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s