El final

Me pregunto
tarde, muy tarde
como fue
que dejaste
de amarme.

Primero fue
dejarme enseñarte
a ser
mi esposa,
luego
a acompañarme,
en sueños
compartidos.

Luego los hijos;
construyendo
a través de ellos,
nuestro hogar
y yo, equivocado
en el centro.

Donde te deje,
que fue el
principio
de perderte.

Que difícil
como dicen,
es creer
que es sorpresa
el deterioro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s