Desilusión

¿Ahora, me llamas?
Quisiste ser libre,
tal como decías.

Mi vida está
en respirar,
fuera de esta casa
era tu frase preferida.

Y antes así fue,
años en que
tu ausencia
fue evidencia.

Pero no,
deseabas
otra libertad,
esa que provoca
en algunos,
no estar sujeto
a nada ni a nadie.

Disculpa,
pero ya de ti
no me queda nada,
porque como tú,
saboreo esa libertad
que tanto reclamabas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s