Me tendrás siempre…

Volví, fue tan rápido
como un suspiro
no dudé, me llamó
me necesitaba a su lado.

Compartí su tristeza
le brinde contención
ofrecí mis brazos,
sabiendo
que no será mía.

Mis grandes manos
acariciaron sus hombros
suavemente, con ternura.

Deseaba que se relajara
le susurre al oído
que todo pasaría. Tiempo.
Me miró entre lágrimas
solo me dijo “gracias”

No podía entenderlo
ella siempre jovial
bella de alma y cuerpo.

Un golpe inesperado
la muerte que acecha,
la secó de amor
al robárselo.

Luego de un rato
quise retirarme
dialogo de amor roto.

Me contuvo y dijo
quédate a mi lado,
hazme compañía
solo en vos confió

Un ligero temblor
se apodero de mi cuerpo,
tan cerca y tan lejos
al mismo tiempo.

Como la amo, Dios.
Quizás, como a nadie antes
pero no es el momento
ni se, si existirá
algún día
en que ella
lo perciba.

Me costó dejarla
con su dolor a cuesta,
pero me sentía inútil
al saber que nada
podía hacer
para curar
su triste pérdida.

Solo le dije,
No te ahogues
mujer,
el tiempo pasa,

Canta, ríe, baila,
sueña…
vive intensamente.
Y recuerda,
siempre
estaré cerca de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s