Sol andaluz

Te quería
desde que
era niño,
cuando
venias a casa
y conversabas
con mi madre.

Tu belleza exquisita
tus modales, tus manos
tu risa alborotada.

Fuiste
el primer
amor imposible
de mi vida.
Aún hoy,
te recuerdo.

Baila, bailaora, baila
alza al viento
tus cantares,
de esa sangre
andaluza,
que corre
por tus venas.

Taconea el tablao
mientras el flamenco,
se hace música
en tu rostro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s