Adicción

He compartido
tu vida y tu dolor.

Por ese camino
que has elegido,
o has ingresado
presa de la ignorancia
o de las angustias,
causas quizás,
que te
ha llevado
a la adicción.

Deterioro
en mente
y cuerpo,
luego al encierro
con los demonios
acosándote,
hasta que te recuperas,
y al volver,
reinicias el mismo
viaje conocido.

Que debería hacer?
Dejar
que te estrellaras?
No, te amo demasiado.
Y en cada círculo,
en que retornas
una y otra vez,
acabo preguntándome.
¿Para qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s