Espejo

Me perdí
en la oscuridad
de tu cabello,
mis dedos
lo recorrían
e inseguros
llegaban
a tu nuca.

Piel mate y tersa,
que me apasiona
a cada instante.

Por un instante
me detuve,
diste vuelta
tu cara
y en tus ojos cielo
me vi. reflejado.

No me contuve.
No me arrepiento
de haberte
arrebatado,
el dulce sabor
de esa boca
entreabierta
que reclamaba.

Bebí
el dulce sabor
de tu boca,
que solo pedía
pasión genuina.

Tu cuerpo
vibro, al tocarlo
y ahí comprendí
que eras mía.

Nos amamos
esta tarde
por vez primera,
tus miedos
infundados
quedaran en el olvido,
de ese encuentro
adorable y placentero.

No fue amor eterno
Pero si, el más hermoso recuerdo.

Que mi memoria atesora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s