Confusión

Me dejaste

de escribir,

y de enviar

ese avión de letras

cada día,

sobre el Atlántico.

Sí, pero

no me compadezco.

Si estoy triste,

es por ti,

y solo

por tu decisión.

Quizás creíste

que sería

capaz de invadirte,

en tu torre

cuasi de cristal

e impenetrable

de princesa intocable.

Tu que sabes

de seguidores,

y de este

volátil mundo,

pareciera

que aun no

hubieras comprendido,

que las redes

a veces se comportan

como ficciones

no compartidas.

Una bonita frase,

solo es admiración.

Un poema,

una galantería,

de esas

que ya parecen

del Paleozoico,

pero que en mi

producen placer

y armonía extrema.

Quizás, solo quizás

confundiste,

intenciones reales

con ficticias.

Pero así,

es el mundo

nuestro

de cada día.

Uno, pretende

ser romántico,

cuando la sociedad

reclama solo,

la capacidad

de velocidad

aun de lo intangible.

Sabes, una pena

haber dejado

de lado,

nuestra habilidad

de reírnos,

de nosotros

mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s