Mi buen infierno

Tu mirada aviesa
penetra mi cuerpo
sin prejuicio alguno.

Te lanzas sobre mi
sedienta de deseo.
No puedo, ni quiero
detenerte;
sigue mujer…
sigue hasta
que desfallezcas
de placer.

No cesas
en tu intento
tortuoso de seducir,
no importa a quien,
ni siquiera
si te interesa.
Eres solo una mujer
en busca de placer.

Mírame
Ciega eres que por amor,
tu desidia me atormenta.

De que eres,
que ni te das cuenta
del amor que te he dado,
sin pedirte nada a cambio.

Moriré algún día
llevándome conmigo
esos ojos color hielo
de medusa herida.

2 comentarios sobre “Mi buen infierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s