Porque no comprendiste…

Es en esta
soledad
auto impuesta,
en que te extraño
tanto
pero tanto;
que no hay quien
lo perciba.

El desasosiego
me acosa
cada noche,
solo me queda
aferrarme
a tu retrato,
y apretarlo
en mi pecho,
hasta que duele.

El final
está cerca
quizás no lo has
advertido,
tu idea de la vida
te hacia
creer eterna.

Pero no, sabes.
Cuando dejas
de vivir
en sinfonía
con el amor,
es que golpean
a tu puerta.
Aun te lloro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s