Los deseos

Surco
una estrella fugaz,
en el justo momento
en qué nos
besábamos,
con pasión
desenfrenada.

Solo yo,
pude verla.
Y luego
te dije
en un
abrazo eterno,
que mi deseo
ya se había
cumplido.

Por ello,
te lo quise regalar
y te negaste,
porque
no habías
sido tu,
quien la viera.

Te contesté,
” no sabes
que en
nuestro amor,
todo se comparte”.

Alegrías, sueños,
algunas tristezas,
que hermoso
es tener
con quien vivirlos.

2 comentarios sobre “Los deseos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s