Nuevo rumbo

La soledad
en la que creí
sentirme pleno
se esfumó,
como nube
dispersa,
por el dios Helios
que traías
contigo.

Eres luz y cielo
por igual,
vibra mi alma,
y esa sensación
domina mi mente.

Desde ese día,
no puedo,
ni quiero quitarte
de mis sueños,
a los que llegaste
como si fueras
un ángel enviado
por esas partículas
del universo,
que nadie ve
pero que cada tanto,
volátiles, juguetonas,
pueden transformar
a un rumiante solitario,
en un agradecido
por el amor presente.

2 comentarios sobre “Nuevo rumbo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s