Eterno

Vi
tus pies descalzos
bajando
por la escalera
de madera
del viejo hotel de playa.

Y observe. en ellos,
aquellos otros,
que años atrás
perseguía
entre los médanos.

Observé tu silueta,
a la que los años
solo han embelesado.

Y ahora sí,
emprendí
nuevamente
el camino
para hacerte mía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s