Y todo por Tony Manero…

Nos unió
la pasión alocada
de los setenta,
esa en que John,
hacía de su fiebre
de sábado a la noche
nuestra previa,
para luego anidar
nuestros cuerpos
desnudos,
como brasas
debajo
de las sábanas.

Amarnos así
fue el placer
mejor concebido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s