¿Sabes quien eres?

Como se puede ser indiferente,
después de haber amado tanto.

Como olvidar momentos felices
que uno creyó, haber vivido.

Y así de golpe con tus errores,
te das cuenta que solo fuiste
uno de los grandes responsables
de impedir lo que pudo terminar
con un final feliz, como esas historias
de parejas de ancianos, tomados de la mano
fantasía de muchos y raramente cumplida.

Para ella solo fuiste, el que
la hizo padecer y en parte,
es cierto.
No la dejaste ser libre de ser,
por protegerla, le cortaste las alas
y hasta el oxígeno, que respiraba.

Tú piensas que hizo todo
lo que ella quiso.
Pero sabes que no.
Solo pudo hacer, lo que le dejaste hacer.
Curiosa es la vida cuando no sabes,
ni siquiera conocido,
junto a quien la has vivido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s