Ceguera

Noche agobiante y una sonrisa me produce,
quien se queja de este calor húmedo y pegajoso.

Ya es medianoche, haré mi viaje de siempre.

Sí en lugar de quejarse me acompañaran
a la villa, para darle una mano a los más necesitados.

Siempre en mis diálogos con Dios, le ruego
que la misericordia sea obligatoria y no un bien escaso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s