Deja lo vano…

Son como pompas de jabón multicolores,
que estallan no bien chocan con algo,
o se desvanecen en su finito recorrido.
Así, son los momentos de la vida,
los buenos y de los otros.

Perdemos la vida, queriendo cambiar
a veces, aquello que nos resulta imposible.
Somos diferentes, no tenemos sosias en este mundo.
Y si fuera lo contrario, lo aburrido que estaríamos.

Cuidemos no solo los afectos, los amigos, la familia.
Ellos estarán siempre o hasta que el Universo lo disponga.
Pero hay otros, desconocidos.
Que nos preguntaran cual fue la razón,
que no le dimos algo nuestro de lo más preciado.
Solo un poco de nuestro tiempo, el que rápido
también se desvanece en el hoy, tan efímero
y en un mañana, que siempre nos resulta incierto.

Contigo nada te llevas, ni nadie te acompañara,
sí bien tu alma se mudara a otra dimensión,
que aún sigue siendo objeto de estudio sin precisar.
Debes planteártelo.
No importa si no eres una figura pública.
No interesa si quedas en la historia. Para que una placa.
Lo más importante, es que quedes en el recuerdo
y el respeto, de aquellos a quienes te acercaste
llevándoles la esperanza y la alegría, solo porque los escuchaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s