Mi hechicera

No pareces caminar, es solo deslizarte
con tus piernas perfectas y tu falda corta.
Miras hacia delante jugando con los ojos
que te siguen y vaya que lo disfrutas.
Te sabes bonita, y conoces hacer tu juego seductor,
buscando a quien desalentar, con solo tu palabra.

Quiero abrazarte y comerte a besos,
luego de desnudarte y recorrer con mi boca
esa piel que tienes, brillante como alguien celestial
que no solo me enloquece, me conmueve como nadie
lo ha hecho, en esta larga vida mía.

No he tenido jamás tanta pasión loca, por mujer alguna.
Dime, que me has hecho para que desee poseerte una y otra vez.
Sonríes, tan sutilmente que imagino una pócima me has dado.
Porque debes ser una hechicera venida de un mundo desconocido,
para cualquier mortal que al verte, en piedra se transforme,
como si fueras Medusa, guardiana protectora y monstruo arcaico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s