Nuestra paleta de colores

Hace tiempo, mujer deseo preguntarte, si sueñas cosas bellas
parecidas a las mías. Entiéndeme, te hablo del amor, de la felicidad,
de tener una compañía comprometida contigo, de por vida.

Mis sueños, sabes creyeron tenerlo en la realidad. Pero no se concretó.
Como, no lo sé. Alguien me despertó y se transformó en pesadilla.

Desperté sudado, y en un grito como la pintura de Munch.
Veo que en sueños, hablo en efecto espejo conmigo mismo.
Es como tener un clon de compañía. Oye, que no es tan malo.

Algún despistado entrará a elucubrar si Freud o la Gestalt han hecho esto.
Tranquilo, amiga que me río de mí mismo. Escribo lo que escribo,
para juntos emocionarnos, disfrutar, enojarnos, reírnos, entristecernos
tal como la amplia gama de colores de nuestra paleta, en que cada paso
de nuestro recorrido por la vida, quedara pintado tal como lo hemos provocado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s