Mis cartas, tus cartas…

¿Que pienso? Me preguntarás, leyendo las letras que escribo, cada día.
Buscar conmoverte y conmoverme.
Solo con el acertijo de las letras simples y de las otras.
Esas que te hacen creer lo que escribo, pero que en realidad
están disfrazadas detrás de un imaginario biombo,
que no te deja ver lo que llevo dentro mío, tal como tú también lo haces.

No lo sabrá nadie de por vida, solo yo. De lo tuyo, tú te encargas.
Esos pensamientos de bien amado y demonio a la par, de los que reniego
cada mañana al despertar y a los que frágiles grilletes aprisionan ,
evitando revelar aquello que no debo, ya que por lo opuesto languidecería
me sentiría desnudo y sin propiedad alguna, finita intimidad no compartida.

¿Qué dices? ¿ Que a ti no te pasa? ¡Mientes!
O por el contrario, mientes por omisión. De ocultar tu verdadero yo.
Dime a quien has conocido, y si de esa persona conoces su verdadero ser.
Todos con matices, utilizamos infinidad de disfraces según donde estemos,
pero esas pequeñas cosas que han construido nuestra intimidad primera,
la llevaremos con nosotros a pasear, cuando recorramos el camino de la vuelta.

Recuerda. Nadie jamás, muestra todas sus cartas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s