Lejanía

También aquí esta nublado,
y hasta minutos unos chubascos
como lagrimas caían sobre el verde césped
de la plaza, con sus árboles sin gorjeos
ni gente lo que la transformaba, en páramo.

La naturaleza sabia, hacia ver sus brillos
y verdor de primavera en los altos árboles.
Y fue ese instante, cuando alce mi vista
en que pensé que cerca y que lejos,
te tengo al mismo tiempo.

Soy lo que soy, no disfrazo mis circunstancias.
Se me tiene afecto o resulto indiferente por igual.
Soy tan pasional y sanguíneo, que hasta eso
ha de enfurecer o hacerme por momentos, un solitario.

Pero no puedo ser otro al que soy.
Enamorado de las buenas y simples cosas de la vida.
Y entre ellas estás tú, aunque no lo sepas.
Aun siendo para mí, un imposible.
Una ficción de las tantas, que he escrito.

Pero quien sabe, frotare la lámpara
orare el deseo de encontrarte donde sea
y quizás contradiga a Calderón con que
“la vida es sueño”…

Un comentario sobre “Lejanía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s