Estúpido soñador…

Se acerca la noche a sabiendas
que has sido un sueño en una
de mis tantas vidas, de este universo circular.

Por tu dolor en tus letras, te supuse sola.
Incrédulo fui, al creer que no hay otras ficciones
como otras tantas, a las que habré escrito.

Te escurriste entre mis dedos,
como arena blanca y fina de tu playa,
como el agua azul de tu océano,
que es también el mío, pero tan distinto
en otra orilla, que no parece el mismo.

Me alegro de aquellos que se aman
y ya ancianos continúan andando por la vida,
tomados de la mano como el primer día.
No puedo dejar de sentir su orgullo ajeno,
por lograrlo a través de los vaivenes de la vida.

Deberé aguardar paciente la nueva vida,
mi alma no recordará lo que he vivido en esta.

Estaré en un cuerpo sin memoria, lejos
de continuar golpeándome por un amor ajeno,
que no seguirá leyendo letras por las cuales
me sienta emocionado y abandonado, al mismo tiempo
como si fuera aquel amor primero de mi existencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s