No te olvido

Me detuve hoy, sorprendido
pero no pude siquiera moverme,
mis pies quedaron atornillados al piso
ante la sorpresa infinita de verte
después de tanto tiempo.
.
Fuimos para ambos, el amor primero.
El primer beso, nuestro despertar sexual
en esa cabaña del bueno del viejo Juan,
que con su complicidad le usábamos
para encontrarnos y alejarnos de curiosos.

Corríamos por el vergel de las plantas
y de las flores, hasta que en el verano
nos tirábamos al río que estaba cerca,
jugando y riéndonos emocionados
por estar siempre juntos apoyándonos
y alentándonos uno al otro en sus sueños.

Nos besábamos bajo la glorieta de glicinas
y en la noche, mirábamos las estrellas
aguardando esa misteriosa y fugaz que cayera
para sellar nuestro compromiso de amor sin tiempo.

Te amé y seguiré amando hasta el último suspiro.
Me aleje de ti, para no verte sufrir.
Mis malos momentos de aquel entonces,
podían dañarte y quise evitarte dolor alguno.

Doy gracias, que no me has reconocido
no hubiera sabido que decirte,
aun mi corazón…continua sollozando.

4 comentarios sobre “No te olvido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s