Cumpleaños amargo…

La mesa estaba servida para el festejo,
la familia reunida por un nuevo cumpleaños
llegue tarde y al entrar, hasta el aire era extraño.

La cumpleañera, su marido, las dos hijas
abuelas y hermanos. Pero entre ambos,
sus miradas recelosas y bajas ante una pregunta,
mostraban la antesala de denuncia de un conflicto.

Los años vividos, me han dado alegrías pero más tristezas
y cuando siempre me hacen la eterna pregunta
de si he adquirido sabiduría, me río a carcajadas.
Porque vivir es vivir cada día y continuar sorprendiéndome
ante lo inesperado o lo desconocido, en un continuo infinito.

Alguien me dijo que lo que percibo
solo al ver, es la madurez de los años.
Por qué razón será entonces, que sigo jugando
como cuando era un niño o un joven adulto.

Voy por la negativa, no existen los sabihondos de la vida
de la misma manera que no creo en los politólogos,
que van siempre remando, del lado donde la marea va.

Es percepción, es mirar observando y no a ciegas
lo que sucede alrededor, algo tan simple
que en esta época hemos dejado de hacer,
tanto como de escucharnos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s