Historias de vida

Había finalizado nuestra última clase anual de conversación; en la lengua de inglés británico, el miércoles pasado. La profesora; ex dueña de un Instituto Privado de enseñanza del mismo idioma y con sus joviales ochentosos años, se sorprendió cuando la invitamos a despedir el año, con un almuerzo en el día de hoy.
Aclaro que sus alumnos no somos ningunos niños –seis mujeres y un hombre, que es quien escribe estas líneas, somos adultos mayores pero del siglo XXI, vitales y más que lucidos, que andamos rondando desde los sesenta y tantos hasta pasados los setenta.
Vaya sorpresa, durante todo el año -desde marzo- solo fuera de los contenidos de cada clase, hablábamos circunstancial mente de aspectos personales de uno u otra. No obstante, hoy fue toda una sorpresa.
Habíamos quedado en encontrarnos en un restaurante que había reservado Mercedes, a las 13 AM. Mi día hoy venia complicado; debía ir a la Facultad de Ciencias Económicas, luego a uno de mis médicos para hacer una consulta y recién una vez desocupado, dirigirme al lugar.
Al entrar y casi al unísono las ubique, porque ellas levantaban la mano como indicándome donde se encontraban. Llegue; les di un beso a cada una ( Alicia “la profe”; Mónica; GracielaAdriana; Mercedes; Cristina y Lucy), la broma de rigor que suelo hacer, para sacarle una sonrisa a todas y pedirles permiso para ir al baño, a lavarme las manos.
No fue enriquecedor lo que almorzamos. Fue enriquecedor; creó que para tod@s- conocer nuestras historias de vida, que desvestimos en la mesa con una naturalidad tal, como si nos conociéramos y fuéramos amig@s de toda la vida.
Debo decir, que del grupo incluida “la profe Alicia”AdrianaGraciela, Mercedes y Lucy son viudas; Mónica enviudo hace cinco años, pero volvió a casarse el año pasado y finalmente Cristina y yo, separados.
Es de imaginar que cada una de aquellas que perdieron a sus parejas, manejaron el duelo de distinta manera. Pero lo más doloroso; fue enterarme que dos de ellas, habían perdidos sendos hijos de 14 y 2 años, respectivamente. Que vivieron situaciones tan dolorosas que les provocaron problemas mentales tan graves, traducidos en ataques de pánico u otras jugarretas de la mente, y que debieron atenderse por profesionales de la psiquiatría y psicología.
Hablamos de como habíamos construido nuestros hogares; el nacimiento de nuestros hijos, donde se encontraban, que hacían, que habíamos estudiado, como habíamos vivido nuestra niñez y adolescencia, y a que nos dedicábamos en este tramo de la vida, que nada tiene de otoño, porque los años nos han dado la sabiduría necesaria, para saber que cada día en que amanece, comienza una nueva vida.
Hablaron de las suegras y consuegras, de las nueras y de los yernos. Para bien o para mal, lo que me resulto delirante escuchar, en algunos casos. Es como si todos nos hubiéramos quedado desnudos; poniendo nuestras emociones y sentimientos sobre la mesa, de una manera tan espontánea que hasta parecía guionado.
Es que en lo profundo de nuestras almas; creó que a veces las cosas se dan y no por casualidad tod@s decidimos abrir el grifo y mostrarnos tal como somos, sin ataduras ni disfraces. Que maravilloso es mirarse a los ojos cuando hablamos de nuestras vidas a libro abierto, nuestros sacrificios y dolores, nuestros proyectos aun hoy, para alcanzar. Brindamos felices golpeando una y otra vez, las copas deseándonos unas felices fiestas y bienaventurado 2020. Parecíamos jóvenes de otro tiempo, pero es que así lo somos. Eso sí, todas se rieron cuando les dije que yo pensaba ser centenario. Muchas se adhirieron a eso y que bueno resulto, fue una bocanada de aire fresco que recorrió todo el salón del restaurante, donde la gente no entendía –o no quería- la felicidad que nuestros rostros regalaban, sin cargo alguno. El hasta luego, resonó fuerte. Nos fuimos pensando en vernos en marzo del 2020. Chochos de nuestras vidas. Salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s