Dime tú…pero la verdad. ¿Que opinas?

Yo señor? No señor!
-pues entonces quien la tiene?-
El azul
Yo señor? No señor!
Pues entonces quien la tiene?
El rojo.
Viejos juegos infantiles…
como el ahorcado, la batalla naval,
la rayuela y tantos otros.

A falta de la tele, la tablet y el móvil,
la imaginación y la creatividad
para saber que a los autos de plástico,
los gramos adecuados de masilla,
los hacían más firmes y veloces
en esas curvas dibujadas con tiza
sobre el cemento gris de las calles,
por lo general desiertas, ya que era
de gente “rica” poseer un automóvil.

La sociedad era otra, menos temerosa
más afable con el vecino, solidaria.
Las puertas durante el día, sin llave
y al sonido del golpe de la “manito” de bronce,
aparecía el lechero con su faja
en la cintura, sus tarros y el servidor,
ya habiendo bautizado la leche
con un poco de agua no milagrosa,
como una picardía, “secreto a voces”.

Así también a la tarde, el grito conocido
de quien manejaba el carro tirado por caballo,
con el logo de Panificación Argentina,
ofreciendo esas crocantes baguettes,
aún mejores que las “gomosas” de hoy.

Y ni que hablar, cuando dos meses antes
de Noche Buena, se escuchaba el canto
del “pavero” , quien con una larga vara
separaba el pavo que el vecino elegía,
para engordarlo para la festividad y
llevarlo a cocinar al horno de una panadería
solo por unas monedas, ya que era de favor.

El que lee esto, se preguntará
¿Éste tipo nació en la época de la Colonia?
Para nada!! Década del 60…
los buenos de los Beatles,
los malos de los Rolling.

Hasta los sabores de casi todo
ha cambiado, por los conservantes
o los peligrosos pesticidas,
que ya se cobraron unas cuantas vidas.

Desaparecieron enfermedades endémicas,
aparecieron nuevas, algunas sin cura.
Eramos libres de ir donde quisiéramos
siempre avisando, y hoy los niños
viven encerrados en sus casas
por la inseguridad y la pedo filia.

Ya las puertas poseen tres o más llaves,
alarmas y muros que se electrifican.
Son casi castillos inexpugnables.
Son pocos los vecinos a los que se conoce,
y de ser lo contrario, salvo el saludo formal
nada de entrar en una confianza
que a la larga, puede resultar dañina.

Nostalgia…dirán algunos. ¡No, para nada!
Solo me pregunto, como ha sido posible
que nos vaciaran de valores.morales
en tan pocas décadas. ¿No?

Maravillosa la ciencia y la tecnología,
perversa la obsolescencia programada
de algunos CEO de empresas,
que son quienes determinan la vida
y duración de un producto, cualquiera sea.

Antes con poco, hacíamos mucho
hoy con tanto, nos aburrimos
y dejamos de usarlo al poco tiempo.

Antes era el boca a boca,
lo que proclamaba
la bonanza de un producto.

Hoy es un ejército de profesionales
del marketing, psicólogos, sociólogos
entre otros, que generan estrategias
por los medios, según el perfil
del consumidor, al que quieren seducir.

Ni hablar de las marcas de alta gama,.
aún con la “mujer objeto” seducida,
por un auto deportivo o una fragancia
que patrocina una celebridad del cine.

No niego los avances de la tecnología.
Soy un convencido que solo podemos
vivir dentro de un sistema capitalista,
porque así fue planificado por pocos,
hace poco más de trescientos años.

Ahora lector, lectora
¿eres consciente de lo que hemos perdido
y que nos acecha en el cortísimo plazo?
Si tienes una respuesta convincente,
me agradaría conocerla. Anímate…

2 comentarios sobre “Dime tú…pero la verdad. ¿Que opinas?

  1. Vaya, pues no tengo respuestas. Bastante me va a costar recuperarme del efecto de tu reflexión. Ya sabes, por más que sea compartida, uno entretiene el tiempo conlos afanes cotidianos, huyendo de los espejos, y cuando te lo ponen delante y te obligan a levantar la mirada, pues es un shock. Pero en cuanto me recupere, te digo lo que pienso. Como adelanto, soy uno de los que lamenta que entre el capitalismocientífico y el estatalismo, no exista otra forma de organizar la sociedad y la economía. Si los filósofos han alumbrado otros caminos, los desconozco. Un saludo y hasta pronto.

    Le gusta a 1 persona

Responder a erotismoenguardiablog Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s