El brillo de un cisne que jamás se ensucia

Notable homenaje poético…traducción de Laura Valeria Cozzo. Muchas gracias.

Mi Jean Cocteau

Tuve la suerte de tener una madre admirable. Decidida y tierna. Era de una familia donde la aparición corría el riesgo de provocar escándalo. Con su ojo negro que la señora de Noailles llamaba nuestro ojo de ruiseñor, mi madre me seguía y me comprendía. Ella daba fe de que una leyenda bulliciosa y ridícula se superponía a mi amor por el trabajo y la casa. Es a causa de ella que el barro no me alcanza. Sin duda que ella me dio un poco de su brillo que posee como los cisnes que nacen en el agua y no se ensucian jamás.

texto 2

Ver la entrada original

2 comentarios sobre “El brillo de un cisne que jamás se ensucia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s