Recibí una carta…

Me desperté de la siesta
ya que la noche anterior
había resultado muy larga,
como todo viernes o sábado
en que llego a la cama,
no para dormir, sí para desmayarme
en los brazos de Morfeo.

Todavía me duraba la resaca,
y para peor tuve que atender
a mi mascota, que como bien mal enseñada
está acostumbrada antes de que yo
pueda lavarme los dientes y la cara,
a darle sus mimos y le tire
de un lado al otro, sus juguetes
con los que hace sus entrenamientos,
para las olimpiadas de perros
a desarrollarse en “Caneslandia”.

Al volver de la cocina
luchando para que Daysi dejara
uno de sus osos de peluche,
vi un sobre blanco inmaculado,
que alguien había deslizado
por debajo de la puerta.

A menos de 30 cm. de alzarla,
su perfume me dio a conocer
sin dudas “la remitente”,
en letras “góticas” que ya no se usan
se leía para Papá Noel”.

Sonreí, aun imaginándome algo
de su contenido.
En tres renglones, hacia su pedido
de Noche Buena.
-“Papá Noel; sé que Usted tiene demasiado trabajo
pero bien sabe que soy su prioridad, no hace falta
que baje por mi chimenea, yo me encargare
de traer lo que sé que le gusta y la champaña”-

Me tire en el único y cuidado sillón
que tengo en mi departamento,
con Daysi, aun girando a mi alrededor.

Ya no me preocupa demasiado
armar el arbolito, me pondré el postizo
de la larga barba blanca
y practicare recurrente ese “Jo…Jo”
por el que mis cuerdas vocales,
tanto se esmeran en parecerse al autentico.

Porque la mesa y el postre
estarán servidos…tanto en Nochebuena
como en Navidad…
Ya saben, si lo desean están invitados…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s