Se ha ido…

Mi brazo apoyado en el escritorio,
solo confuso y cansado mirando el teclado.
Cuando me lo dijeron hoy por la tarde,
solo llore, además de sorprenderme.

Éramos amigos desde la infancia,
pero fuimos algo más, en la adolescencia.

Fuimos el uno para el otro, en aquel tiempo
ese Ángel Guardián que siempre describo,
el que nos protegía de la hostilidad del mundo.

Se ha ido, dejando su doliente recuerdo
que no detiene en mi cabeza su golpeteo.

Recién me doy cuenta que la vida pasa
sin considerar que cuando te arranca
un recuerdo que no podrás olvidar jamás,
se lleva con quien se ha ido, una parte de tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s