Ilusión de amor

El bello atardecer
se transforma en algo único,
inimaginable y bello
cuando ella llega con su sonrisa,
se sienta y al instante nomas
su cabello rebelde la obliga
a cruzar sus manos sobre él,
para despejar su frente.

Un acto reflejo que solo transmite
puro candor y simpatía.

Conversamos, abrimos el alma
y las historias van cayendo,
espontáneas, reales y como todas,
con sus alegrías y tristezas,
una tras otra sobre la mesa
mientras saboreamos un café,
mirándonos a los ojos, como acto reflejo
de confirmar todo aquello, que decimos.

Recorremos cada tramo de nuestras vidas
agradecidos por la vida,
y por aquellos, que nos acompañan.

Me seduce su incomodidad
ante un beso que deslizo en su boca,
como en un abrazo que nos estremece.

Y eso es lo que más me agrada,
sus formas, sus tiempos de llevar
cada encuentro a una relación madura,
de a dos sin apuros, con algunos prejuicios.

Nos complementaremos, lo se
porque soy todo lo contrario,
pasional y demasiado sanguíneo,
no podría hoy ni nunca
disfrazarme de quien no soy.

He descubierto en ella
que puedo volver a querer,
y que ambos hemos tenido
la fortuna desde el primer encuentro,
de ser tan abiertos a esa nueva vida
que nos afirme con lo que eso conlleva,
a un amor pleno que de tan fuerte
nos llene de manera tal,
que tomados de nuestras manos,
juntos caminemos en un parque
hacia el infinito, eternamente.

Un comentario sobre “Ilusión de amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s