Tedioso amanecer

Que duro es despertar cada día,

en un inmenso desierto de soledad

y no encontrar esa mujer tan deseada

para abrazar y adorar, al mismo tiempo.

 

La cama parece ser como algo inmenso

escarchada de ausencia y de azahares de mujer

que puedan sostener la ilusión

de que en esta vida mía, el amor se detenga.

 

Creí hasta poco tiempo atrás

que la soledad era proveedora

de mi ficticio y pequeño mundo

bajo el supuesto de la armonía y paz.

 

Pero no, me equivoque nuevamente.

Los tiempos pasan

y no se con que llenarlos,

produce este inmenso vacío

que golpetea repetidamente

mi mente y los sentidos,

produciendo ese hastió

que hasta al más cuerdo, mortifica.

 

Ven mujer, no temas

quítate toda duda, viviré para ti

solo para amarte y protegerte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s