Lejanía

Soledad impertérrita
que no te inmutas
aunque desee empujarte de mi vida.

Parece que gozaras
de mi situación presente,
viéndome en este instante
deslizando nuevamente
mis letras sobre el teclado.

Hasta mi rostro reflejado
en él, parece haber envejecido.

No creí jamás en el destino,
pero será una jugada de él, quien
me regala dentro de un cubo obscuro,
una vida distinta a la siempre conocida
socialmente compartida con aquellas
brisas de alegría, que me hacían compañía
y ahora súbitamente
me encierra en el ostracismo
de aquel que sabe, que ya todo
no será lo mismo, dándolo por perdido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s