El valor de la palabra…

Es lunes, llueve con fuerte eco
detrás de los cristales,
pienso en los de siempre
abandonados a su suerte
en las calles de la ciudad,
que muchas veces los ignora.

Ya saque antes a mi mascota,
a medianoche saldré a encontrarlos
a ellos, a los que miran muchos
con indiferencia y los peores, ignorándolos.

Me he acostumbrado desde hace tiempo,
ha acompañarlos en noches de lluvia y frió
compartiendo no solo lo que llevo
sino además la ilusión de un mejor futuro.

Me emociono, cuando me hablan a los ojos
felices, porque alguien escucha sus lamentos.

Y felicidad la comparto hacia mis adentros,
pensando que haré la próxima vez,
para hacerles más amable la vida
que muchos ignorantes les han ajado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s