Fernando QEPD

¿Adónde vas tan ansiosa?
Te noto tan angustiada
que me preocupas, amor mío.

¿Me dices qué?
Que buscas al niño
que nos han arrebatado.

No, mi cielo
no nos lo devolverán,
aquellos que le arrebataron
hasta el último suspiro
de su corta y efímera vida.

Deja de mirar la tele
mediatizada y amarillenta,
que no deja en paz
el alma de Fernando, ni de la nuestra.

Nuestro hijo, vive en nosotros
y solo nos está rogando,
que el efecto clamor de justicia
no se apague y lo acompañemos,
en su lucha desde el más hermoso
paraíso, donde su alma descansa
a la derecha de Dios y sus querubines.

No te desesperes, amor
muchos son ahora Fernando
y no cejaran en sus manifestaciones
reclamando una y otra vez, 
JUSTICIA NO TAN DIVINA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s