Amor en el metro

Te ves hermosa, como cada día

desde aquel en que te conocí.

¿Recuerdas cómo fue aquel momento

y en que situación, amor?

Estabas en la estación del metro,

a metros desde donde yo te miraba.

La frecuencia se hacía esperar

unos minutos más, raro siempre a horario.

En esos instantes, cruzamos nuestras miradas

casi imperceptibles, no obstante mucho nos decían.

Subimos por la misma puerta,

cuando el metro se detuvo en el andén.

Juntos tratamos de acomodarnos

en ese racimo humano que viajaba,

la mayoría como nosotros,

de vuelta con destino a sus hogares,

y sucedió lo inesperado e inmoral.

Un sujeto, donde el rostro lo delataba

se te puso detrás, y comenzó a fregarse.

Te diste vuelta, y pusiste tus brazos

en jarro, para tratar de protegerte.

No puede resistirme, fui a su encuentro

le murmure al oído que sería detenido

en la estación, en que viera a la seguridad.

Como rata miserable, comenzó a caminar

hacia el fondo del vagón, imbécil depravado.

Nos miramos a los ojos, sin bajar la vista

acompañando con nuestras sonrisas,

te dije despacito de tomar un café

me dijiste que sí, dándome las gracias

por lo que había sucedido,

te dije que lo hubiera hecho, fuera quien fuera,

mintiéndote ya que al verte en el andén

ya me habías generado esa emoción tan conocida.

Y aquí nos tienes, cinco años después

juntos con un amor gestado en el metro,

como tantos otros que resultan iniciáticos

en situaciones de las más impensadas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s