Marzo

No se si tiene muchos seguidores o no; pero no me importa. Sí me importa que aquellos que escribimos no para un me gusta; sino por verdaderos motivos que surgen del alma, alentamos a esta mujer que le encanta transmitir los valores tradicionales, que ya muchos se han perdido. Escúchenla por favor, se los voy a agradecer. Recuerden La hija del Gingko. Muchas gracias. Un abrazo a tod@s.

Hija del Gingko

Sentada, trabajando, intentando transicionar entre clientes y el nuevo trabajo, busco renovar los oídos. Los domingos de folklore de papá se han vuelto los domingos de mi folklore, del nuevo, de menos mandinga y samba y más poesía y rock.

Entonces sucede, como suceden las mejores cosas, las más hermosas. El algoritmo ha tenido misericordia: No sé cómo explicar lo que me atrapa, lo que me atraviesa cuando escucho esa canción, que de un tirón logra que mis oídos, mi cuerpo le pertenezcan. El momento exacto en que se afina el alma con lo que se oye como si llamara algo que aun no sé que es, lo arranca desde el fondo de mi sentido y lo voy descubriendo como esperando la epifanía de un momento que nunca llega, que ojalá que nunca llegue.

Será la voz de Camila o la guitarra y el piano en esas notas. Serán…

Ver la entrada original 133 palabras más

2 comentarios sobre “Marzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s