A mi modo de ver…

Pocos se convencen, cuando les digo
que las emociones, no son ni siquiera
parecidas a los sentimientos que guardamos.

Y no perciben que las emociones son efímeras,
mas no así los sentimientos, que pueden perdurar
durante los dos extremos de una prolongada vida.

Amar es un sentimiento, que si se lo cultiva
puede trasponer el umbral de una vida, y pasar a la otra.
Ser testigo de un gol hecho por tu equipo favorito
es una emoción que a lo sumo te durara 24 horas,
y con el tiempo casi ni siquiera lo recordaras.

No se la razón de la insistencia de confundir
ambas cosas, cuando son tan distintas entre sí.
Los sentimientos te pueden destrozar el corazón,
y aun persistir a través del tiempo, cuando tu cerebro
recuerde ese intratable momento que has vivido.

La emoción es el ahora y se esfuma, como un ave
que busca protección entre la arboleda, ante el peligro súbito.

Por eso, el amor es el más sublime de los sentimientos.
Y por ello te sugiero, que jamás lo traiciones
ya que te estarás traicionando a ti mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s