¿Soberbia o estupidez?

Parecía enfurecida y arrogante,
caminando por la vía Santa Fe,
me dio la impresión que hacia modela je
sus ropas, la elegancia y su andar.

Ingreso a una tienda de afamada marca,
y como observador que debo ser
para escribir mis letras como resulten,
me detuve y parado desde la vidriera
la mire como un curioso de la vida ajena.

Tiro literalmente sobre un mostrador,
una bolsa de la tienda,volcando su contenido
y sin amabilidad, le gritaba a quien le atendía
a mi parecer, en forma desafiante y grosera.

La dueña del local o la empleada,
parecía disminuir en su estatura,
luego de cada expresión de la bella dama.

No quise ver más, seguí caminando
hacia el Jardín Botánico, ingrese en el
y me senté en un banco debajo
de un gran y añoso roble,
lugar ideal para pensar en lo ocurrido.

Con la educación y buenos modales no nacemos,
es la enseñanza que nos transfiere nuestro hogar
la que nos la provee, también los límites de la vida.
Al igual que la humildad, virtud escasa.

Por contraposición, llegue a la conclusión
que esa bella mujer, con toda su apariencia,
y su conducta, terminara siendo esclava
de su soberbia, por cada paso dado en su vida.

Si existe el paraíso, dudo que la dejen
traspasar el pórtico… 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s