Siempre conmigo…

Sé que estas aquí, donde has vivido
los últimos años de tu existencia,
percibo como una brisa sobre mi frente
cuando me acuesto cada noche,
como si fuera un beso, seguido
de “un hasta mañana”…

Recuerdo años atrás, cuando del trabajo
pasaba por aquí y estabas en la cocina,
cavilando con tus recuerdos a cuesta.

O bien en los mismos sillones de jardín
que algún día te regale, cuando aun
habitabas tu casa de toda tu vida.

Tu sonrisa al recibirme, al llegar
con esas visitas fugaces que te hacia
camino a mi último destino, mi hogar.

Siempre tenías algo en el refrigerador
que tus manos sabias habían preparado,
para invitarme a compartir y disfrutar
o bien tomarnos juntos unos mates, 
esa infusión bien argentina y uruguaya,
por igual. 

Conversábamos largo…y a veces no tanto…
es esas veces las que lamento…
como desearía bajarte de ese pedacito de cielo,
que ocupas desde hace tiempo, madre mía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s