Por el otro…

Bien sabes que tú y yo,
que de la ciudad nos hemos alejado
a la cabaña frente al lago
alejada de vecinos y curiosos,
no para disfrutar aquellas vacaciones
en donde la compañía y el amor,
nos unía mirando cada atardecer.

En realidad, hemos decidido escapar
de la incertidumbre que se propaga
en cada avenida y calle de la ciudad.

Personas, cuan egoístas son 
que solo piensan en sí mismas,
y nada cumplen ante la pandemia
que llego a las costas del Plata.

Ni que hablar de aquellos
a quienes cada tanto, 
me gustaba acompañar
por las noches, llamados
“aquellos en situación de calle”.

Me siento con culpa, sabes.
Temo, por que lo pasara con ellos.
Si antes, eran los invisibles para muchos,
imagínate hoy, donde cada cual 
solo se monta en su propio ego.

Mira, ya se. Pero no me detengas,
sé que me encuentro entre 
quienes en riesgo se encuentran.
Pero ellos necesitan más que yo,
solo a alguien que los acompañe
escuchando sus angustias y miedos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s